Porque el trabajo no es tu vida y tu vida es tu trabajo.

Este puede ser el único post que escriba en castellano en este blog.

Mi inquietud por hacerme escuchar en 20 idiomas es la siguiente: te pusiste a pensar por qué no sos feliz.

¿Será a caso que es porque no hacés lo que te gusta hacer?  Decime, ¿qué hay en tu agenda para mañana? ahhh! ¿Y todo eso lo hacés porque querés o porque tenés que hacerlo?

Soy una persona que se toma muy enserio la introspección y se pregunta en cada paso si está contenta con el camino por el cual está yendo, aunque puede que sea una de las pocas que lo hace. Pero vos, ¿Vos te preguntas lo mismo? ¿Hace cinco años te veías haciendo lo que estás haciendo ahora? ¿En 5 años dónde te ves?

El mundo adulto me recibió al salir de la secundaria con una patada en el orto (perdone mi francés) y me dijo “¿Estudias o trabajas?” onda, ¿River o Boca?* Era la pregunta popular! Y si decías “estudio”, los profesores te aplaudían y te pintaban un futuro brillante; si decías “trabajo”, bue, zafabas.

¿Sabés que dije yo? “La re putísima madre”

No, no quiero estudiar porque no sé que estudiar, porque no sé que me gusta, no quiero dejar la facultad, qué va a pensar la gente de mí, yo siempre fui buena alumna, tengo que ser alguien, tengo que estudiar; pero tampoco quiero trabajar porque me siento que no se nada, no aprendí nada, todos piden experiencia en los avisos pero yo nunca trabaje, no hay nada que me guste, tengo miedo, ay dios qué hago.

Y todo eso con 18 años.

Sí, fui a la universidad porque me habían dicho que si estudiaba iba a ser alguien, a tener un título y a poder conseguir un trabajo. Nadie me dijo de qué, ni cómo ni cuándo, pero mi meta tenía que ser recibirme en el tiempo estimado y poder salir a pelear por un puesto de algo para trabajar para alguien en una oficina con otros “alguien” y tener unos pesos a fin de mes.

Para muchos, la universidad es una extensión de la secundaria, con un poco más de intensidad y carga horaria de materias; ¿La carrera? Se elige por dos razones: te apasiona, gusta, cabe la onda o te va a dar plata (¿a caso es una garantía? haha! Qué primitivo!); salís y tenés que encontrar un trabajo; y si ese trabajo te gusta pasados los primeros meses, tenés mucha suerte.

Pero como todo eso me abrumó, dejé la universidad y pensé que el mundo se iba a acabar. Tenía miedo de no poder ser alguien, de que me consideraran una fracasada y que nunca pudiera hacer nada bien.

Y todo eso con 18 años todavía.

Hoy con 22 años, pasé por un par de trabajos que me moldearon un poco el carácter y me reafirmaron lo que yo ya sé: no quiero trabajar para nadie haciendo algo que no me apasiona  hace feliz.

Porque es eso lo que voy a hacer por mucho tiempo de mi vida; o por lo menos hasta que me canse o tenga ganas de hacer otra cosa. Leyendo, me encontré con la frase “¿cuánta vida te esta costando tu sueldo?” Para muchos 40/45 horas semanales; ¿Qué tan copado es saber que tu mayor emoción es que llegue el viernes? Un poco miserable, sabiendo que la semana tiene 7 días preciosos, 5 te la pasas trabajando y el domingo te la pasas pensando en cuán terrible es volver el lunes.

Si me preguntas a mi, me gusta más pensar que tengo 7 días para hacer lo que se me canta. Aprender idiomas, escribir, viajar, pintar…

Suena como si una nena de 5 años lo dijera ¿no?

Me parece que sos vos el que tendría que escuchar un poco más a su nena o nene de 5 años!

Como sociedad, hoy en el 2016 (nótese que digo 2016, no 1910 o la época de titanic donde Rose y Jack se peleaban por entrar en la madera esa!) Dos Mil Dieciséis estamos haciendo todo mal! Trabajamos 8 o más horas para tener un billete en lugares o ambientes donde no nos sentimos bien, quejándonos por todo, enojándonos con todo y sin tiempo para disfrutar esas mil millones de cosas que tenemos porque estamos muy cansados o muy ocupados.

¿Cuánto tiempo planeas vivir así?

¡Tu trabajo no es tu vida! ¡Tu único trabajo es hacer tu vida como a vos te gusta, haciendo lo que te gusta! No te establezcas (“settle” es en inglés, pero la traducción es súper chota) por esas cosas que no te gustan/no querés; cuando tenías 5 años y no te gustaba algo, ¿a caso no dejabas de hacerlo y buscabas otra cosa? Ahora es lo mismo, en una perspectiva un poco más amplia, pero tan lógica!

No me gusta, no lo hago.

“Ay nena, qué tonta que sos!” dirán las voces de la gente más grande que yo. Y yo me pregunto “¿Tonta yo o tontos ustedes?” Somos generaciones diferentes, lo sé y lo respeto; pero no me vengan a imponer cómo es que la vida tiene que ser vivida porque así lo fue por los siglos de los siglos.

Sí, hay gente que es feliz con su vida teniendo un trabajo fijo que no les gusta mucho, pero es lo que hay.

Y sí, hay mucha otra gente que es miserable y no quiere cambiarlo porque es lo que hay.

Sorry, pero para mí no hay nada.

No veo nada.

Sólo veo lo que quiero y busco caminos y estrategias para lograrlo. Y no soy más ni menos capaz que el que tiene un papel que lo saco en 4 años especializándose en whatever. ¿Adivina qué? Yo me especialicé en fotografía y aún así no me toman enserio y me preguntan cuándo voy a estudiar una carrera de verdad.

Tirate a un pozo sociedad.

Hace unos años que dejé de intentar complacerte.

 

 

 

 

 

*Si no estás familiarizado son dos equipos de fútbol de Argentina

Advertisements

One thought on “Porque el trabajo no es tu vida y tu vida es tu trabajo.

  1. Muy tu estilo chota…. Que la sociedad siga así…. Vos seguí tu camino y tus convicciones….. Éxitos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s